jueves, 29 de agosto de 2013

Un aniversario para comérselo

aruizbernal@facebook.com

 Hola ... ya es jueves, y la semana acaba pronto, aunque voy a exprimir mis últimos días de vacaciones al máximo.

En este nuevo post, os muestro una parte de mi viaje a Málaga, un viaje con un significado grande y especial, el viaje de mi primer aniversario de boda. Un viaje que he disfrutado a tope, del que me llevo inolvidables momentos.
La dieta me la salté, y descubrí unos restaurantes muy buenos en la zona de Puerto Banús,  Estepona y Marbella. 
5 gastronomías distintas en 5 noches.

1.
Lo primero que hice, fue hacer una paradita antes de llegar para comer y se me ocurrió entrar a Guadix, allí descubrí un restaurante muy acogedor, se llama LA TINAJA, por fuera no dice mucho, pero por dentro es curioso, es como si estuvieras metida en una cueva de paredes blancas y techos bajos ... En cuanto a la comida, destacaría el cordero lechal de la casa, espectacular y también setas a la brasa, muy bueno.


2.
 La primera noche fue especial, romántica, increíble... Me sorprendieron con una cena en el Hotel Kempinski . Un hotel de 5 estrellas, muy bonito, con unos jardines y unas piscinas preciosas.
La cena podría decir, que fue al estilo Italiano, de entrada un vitello tonnato, y como platos principales, pedimos una Lasaña de verduras y una pasta, las dos muy ricas, acompañado de una botella de cava.


3. 
Estuve en Puerto Banús, y allí nos atrevimos con el Indú.  Un restaurante grande, eso sí, lleno de gente, con una cola tremenda esperando para cenar. Nos pedimos unas empanadas de verduras y luego como plato principal pollo con una salsa de nata y tomate picante y langostinos con una salsa todavía más picante. 
Si no os gusta el picante, el restaurante Indio no es muy recomendable.



4. No podíamos irnos de Marbella sin comer en algún Japonés. Al otro lado de Puerto Banús, se encuentra este restaurante llamado WASABI. Allí, os podéis imaginar, nos pusimos las botas de shasimi y sushi. Todo muy rico.


5. Era absurdo estar en Málaga y no comer un poquito de pescaito frito y un plato de jamón .... Lo hicimos y en un restaurante que se llama Trocadero, se encuentra en la entrada de Marbella, en la orilla del mar. Un restaurante especial,  con un ambiente muy acogedor... Aunque si vais, tenéis que buscar el Trocadero Arena, porque os cuento, hay dos iguales, pero uno es más bonito que el otro. Hay que tener cuidado cuando llamas para reservar, porque te puedes confundir. El bonito es TROCADERO ARENA




6. No se que tendrá la comida "prohibida" que de vez en cuando, llama a la puerta de tu apetito.
Descubrimos en Puerto Banús, un restaurante americano, donde hacen unas hamburguesas espectaculares y caímos en la tentación.



 Con tanta comida me ha entrado un hambre horroroso.