miércoles, 28 de enero de 2015

Deportiva y casual


Pocas veces me veréis con zapatillas de deporte, a no ser que sea en mi trabajo. Me gustan bien poco, porque soy amante de los tacones. 
El otro día, tuve una clase de Pilates, y después tenía que ir al centro de Murcia, apenas tenía tiempo para cambiarme de ropa, y mi bombilla se iluminó. Solo necesitaba un bolso grande, una americana y unas gafas de sol.
 Deportiva y casual ...